La Asociación de Investigación en Calzado y Cuero (LASRA) de Nueva Zelanda anunció que concluyó con éxito un programa destinado a promover el uso de cuero ovino en el mercado del calzado. Esta iniciativa impulsó el desarrollo de una técnica que da más durabilidad éste material hasta ahora muy apreciado para ropa y otras aplicaciones.

Este proyecto, orientado por la entidad empresaria y financiado por el gobierno, se enfocó en desarrollar y encontrar formas de procesar el cuero de oveja para que sea lo suficientemente durable como para competir con el cuero de vaca en el mercado del calzado convencional.

Investigadores de la Universidad Massey analizaron la estructura molecular de la piel de ovejas y desarrollaron una técnica que usa enzimas para procesar esta materia prima. Sus resultados fueron presentados en el congreso que IULTCS (Unión Internacional de las Sociedades de los Técnicos y Químicos del Cuero) organizó en mayo de este año en Turquía.

El gobierno de Nueva Zelanda calcula que la idea tiene un valor potencial de US$ 100 millones por año y LASRA está tramitando la patente.

Nueva Zelanda posee un rodeo de 40 millones ovinos y es su principal productor mundial.

—————————————-

Footwearbiz / CueroAmérica